902 204 244

Medicinas para todo

Medicinas para todo

Hace dos días estaba viendo una serie en la televisión y pusieron anuncios. Hasta ahí nada novedoso que me llevara a escribir un nuevo post. Entonces vi un anuncio de un nuevo medicamento que te promete dormir “antes y mejor”, y de esta manera olvidarte de todos los problemas que tengas en ese instante (facturas, trabajo, familia…). La sociedad occidental, que presume de ser la más avanzada del mundo, lo único que hace para solucionar cualquier tipo de síntoma o problema es poner química en nuestro cuerpo. Así de fácil, una pastilla, y a seguir viviendo.

Image

Lo único que hacen las medicinas es introducir un extra de química en nuestros organismos, lo más curioso y desanimante es que nuestro organismo está en disposición de producir casi todas las sustancias químicas que contienen esas pastillas. Nadie nos enseña o recomienda que hagamos cosas diferentes, y no me estoy refiriendo sólo a la medicina natural. Me estoy refiriendo a… ninguna medicina. Sólo que paremos un momento y miremos, escuchemos y sintamos cómo está nuestro cuerpo.

El cuerpo nos lanza mensajes constantemente. Esos mensajes pueden ser enviados de diferentes maneras, dolor, tristeza, malestar… ¿Qué es lo que nos han enseñado a hacer? Pues a ignorarlo, tomarnos una pastilla, y seguir adelante. Como no le hacemos caso, a veces el cuerpo se harta, y nos envía el último mensaje “o te enteras… o te vas a enterar”, ya no podemos más y caemos en una depresión, en tres días postrados en la cama o cualquier otra cosa peor.

La verdad es que prestar atención a nuestro cuerpo, más todavía, prestarla a nosotros mismos nos parece algo muy complicado o quizá incluso exotérico. Otros muchos dicen ni tener tiempo para planteárselo, o no quieren invertir nada de dinero en ello, cuando si lo hacen en otras muchas cosas imprescindibles para vivir como un móvil de última generación.

¿Qué se esconde entonces detrás de todo ese pánico a parar un instante y ver qué nos sucede? Yo, desgraciadamente, no tengo la respuesta. Sí se una cosa. Invertir un poco de tiempo en dinero en tí, en saber qué te sucede, en poner un foco de luz en tu interior, es una experiencia terriblemente enriquecedora. Diré más, no conozco a ninguna persona que lo haya hecho y esté arrepentida. Nadie.

Sólo estoy hablando de tomar unos minutos al día, a la semana incluso, a saber qué te sucede. Todos tenemos tiempo para hacer miles de cosas al día, incluso algunas que no nos aportan nada como personas, ver varias horas la televisión por ejemplo. Dedica un tiempo a ver qué te pasa, ¡Aunque sea únicamente por ahorrar dinero en medicamentos! Al hacerlo serás plenamente consciente de qué te sucede, y sólo si lo sabes puedes cambiar las cosas que no te gustan.

Para, escucha, siente que está pasando en tu interior. Detecta alguno de los mensajes que el cuerpo te lanza, te grita. No lo soluciones todo con una pastilla, porque una pastilla lo único que hace es cubrir temporalmente ese malestar. Atájalo desde dentro, desde su raíz y verás como serás más feliz. Al fin y al cabo de eso se trata, ¿no?

Tags: , , ,

Paco Vázquez

0comments

17 set., 2015

General

Comments

Comments are closed.